Kalam, desde Chile al servicio del patrimonio

El Centro Operativo de Kalam en Santiago está guiado por los técnicos, restauradores y maestros artesanos de la empresa, integrando a los mejores especialistas del país formados en escuelas técnicas como la de Restauración de la DUOC de la Universidad Católica y otros talleres de oficios. Así hemos logrado formar una plantilla cercana a 500 personas, dotándoles de la experiencia acumulada en una trayectoria intachable de 30 años respaldada por el apoyo y el aprecio de los sectores e instituciones implicados en la conservación del patrimonio. Un equipo y medios muy especializados que nos permiten ofrecer nuestros cualificados servicios de Restauración de Patrimonio, Fachadas Históricas y Rehabilitación Integral en Chile, y desde aquí a otros países de Latinoamérica en los que no estamos implantados.

En Viña del Mar, hemos finalizado la rehabilitación integral del Palacio Rioja y estamos interviniendo en el Palacio Vergara, así como en la primera etapa de recuperación del Museo Marítimo Nacional de Valparaíso. En Santiago, se ha rescatado el Palacio Álamos, después de años de abandono, adaptándolo a su uso como centro cívico para la comunidad, y el magnífico Palacio Cousiño, emblema histórico de la ciudad; estamos en plena remodelación y ampliación del Palacio Pereira, próxima sede de la Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos y del Consejo Nacional de Monumentos; no podemos dejar de mencionar, la restauración de las fachadas del Museo Nacional de Bellas Artes o las lucarnas principales de la Biblioteca Nacional, ambos edificios claros ejemplos de la influencia del neoclasicismo francés en la arquitectura monumental chilena.

En la zona centro-sur hemos restaurado el conservatorio de plantas y estación meteorológica del Parque Isidora Cousiño, ubicado en Lota. En el norte de Chile nuestros equipos interdisciplinares intervienen en la recuperación de la Iglesia Santa Rosa de Lima y del Edificio Portales, ambos inmuebles iconos del patrimonio de la ciudad de Freirina, y en el último pueblo salitrero vivo ubicado en medio del desierto más seco del mundo, María Elena, comenzamos los trabajos de restauración del Teatro Metro.

Estamos volcados para seguir ganando el aprecio de los gestores del patrimonio público y privado del país y comprometidos para aportar nuestra capacitación y el conocimiento adquirido en la conservación y puesta en valor del patrimonio.

Accede a nuestro informe empresarial